Smart Sock: Salud y seguridad

Como padres, nuestras vidas se centran en la salud y la seguridad de nuestros hijos. Al comprar un producto electrónico que se coloca en el pie de un bebé, algunos han expresado su preocupación por la seguridad general del producto.

Como una empresa de padres que usan el Smart Sock, hemos realizado pruebas rigurosas para garantizar que sea seguro para todas las familias. Con un espíritu de confianza y transparencia, queremos responder a todas sus preguntas e inquietudes para que pueda utilizar nuestros productos con confianza.

¿Por qué las enfermeras rotan regularmente los cables del oxímetro de pulso del hospital?

Tal vez haya notado que, en el hospital, las enfermeras cambian el oxímetro de pulso de un pie a otro. Esto se debe a que, en el hospital, los bebés tienen la integridad de la piel comprometida, ya sea por estar muy enfermos o por ser prematuros. Esto los pone en riesgo de desarrollar una irritación de la piel. Estas irritaciones de la piel pueden ser causadas por la presión del dispositivo que está demasiado apretado o lo tienen puesto durante demasiado tiempo, o por la fricción cuando el dispositivo roza la piel.

Aunque el Smart Sock no es un dispositivo médico y está diseñado para usarse en el hogar de manera intermitente en bebés sanos, la práctica de cambiar un oxímetro de pulso de un pie a otro es útil. Recomendamos rotar el Smart Sock cada cuatro horas al principio. Luego, aumente el tiempo en cada pie a medida que la piel de su bebé se vuelve más tolerante, hasta de 10 a 12 horas. Es posible que vea algunas hendiduras del Smart Sock de vez en cuando, similares a las que podrían dejar un calcetín ajustado o un pañal, pero deberían desaparecer cuando esté listo para usar el Smart Sock nuevamente. Consulte este artículo aquí sobre cómo cuidar el Smart Sock y evitar las marcas rojas. 

¿El Smart Sock quemará la piel de mi bebé?

No solo hemos tenido mucho cuidado para garantizar que el Smart Sock sea cómodo para el pie de su pequeño, sino que también hemos tomado medidas para garantizar que no se sobrecaliente ni provoque una quemadura.

Realizamos pruebas internas y de terceros y recopilamos más de 10 000 horas de pruebas en el hogar para asegurarnos de que nuestro dispositivo no se calentará mientras está en el pie de un bebé. Aunque el Smart Sock es un producto de consumo y no un dispositivo médico, lo probamos según un estándar que suelen utilizar los consejos de administración que regulan los dispositivos médicos. Este estándar garantiza que los oxímetros de pulso no alcancen ni excedan una temperatura que haya demostrado causar quemaduras a los bebés.

Además, todos los componentes utilizados en el Owlet Smart Sock Baby Monitor se han seleccionado por su calidad y el proceso de fabricación se supervisa cuidadosamente.

En Owlet, sabemos que los padres no se detienen ante nada para asegurarse de que su bebé esté sano, seguro y feliz, y estamos encantados de trabajar con usted durante este momento emocionante. Estamos siempre dispuestos a escuchar sus comentarios y abordar cualquier inquietud que pueda tener sobre nuestros productos. No dude en comunicarse con nosotros a través de contact@owletcare.com